La economía del bien común

El balance de la Economía Bien Común (EBC) mide como una organización - sea una empresa, un ayuntamiento o una ONG- vive la dignidad humana, la solidaridad, la sostenibilidad, la justicia social y la participación democrática con todos sus grupos de interés, es decir, con los proveedores, los clientes, los trabajadores, los inversores, los competidores, las asociaciones locales y el entorno social y ecológico. La función principal de este balance es medir “el éxito” del negocio, de la organización... pero con un nuevo significado. Hasta ahora el bienestar de la sociedad se confundía con el PIB o beneficio económico, pero este indicador no nos sirve para ver si una organización contribuye a la sociedad y al bien común. El balance de la Economía Bien Común (EBC) contabiliza los beneficios propios y sociales que aporta la organización, mirando de conciliar la economía y la ética, de equilibrar el beneficio privado con el beneficio común. Nuestra experiencia de más de 10 años con más de 130 procesos de participación, nos permite, ahora ofrecer un nuevo servicio para favorecer la realización y mejora del balance de la Economía del Bien Común en las organizaciones que quieran avanzar en esta innovadora vía de responsabilidad social.

economia

¿Cómo lo hacemos?

  • 1

    Ofrecemos asesoramiento sobre las condiciones y los beneficios de la aplicación de la Economía Bien Común (EBC) a las organizaciones.

  • 2

    Ofrecemos la elaboración del balance y del informe del Bien Común de cada organización pública, privada o social que lo desee.

  • 3

    Ofrecemos formación por la autoevaluación del balance del Bien Común

  • 4

    Ofrecemos apoyo a las organizaciones para mejorar su posición en el balance, un golpe detectadas las áreas menos valoradas.

Solicita más información

Beneficios

Aportaréis un valor diferencial a vuestra organización, posicionándola claramente en la economía real y sostenible, desmarcándoos de la economía especulativa y corruptora.
Seréis pioneros e innovadores en un proceso que también favorece el bienestar global de la sociedad. Os posicionaréis como referente de la Economía del Bien Común en vuestro mercado o sector.
Acercaréis vuestra organización a la opinión pública cumpliendo así con las exigencias cívicas de responsabilidad social corporativa. Contribuiréis a que las organizaciones con los mejores balances del bien común (las mejores no por su rentabilidad económico-financiera sino por sus rendimientos sociales, ecológicos, democráticos y distributivos) puedan obtener ventajas legales y fiscales.
Potenciaréis que los equipos directivos tengan otras competencias como la amabilidad, la empatía, la atención al bien de todos y de la comunidad ecológica.

¿Cómo podemos ajudarle? Contáctanos